jueves, 14 de agosto de 2008

nocturama





























la luna como un frasco
quebrándose
y derramando sobre todos sus habitantes
una especie de rocío
un líquido pegajoso
que nos distingue
al encontrarnos de día,
en otros lugares,

en otros tiempos.


2 comentarios:

distimium dijo...

Hola Martín, tanto tiempo. Cómo estás? algún dibujo nuevo? Voy a pasar por Evilmar a ver si encuentro algo. Un abrazo, no te pierdas.

Brae dijo...

che es hermoso me encanto!